26 de marzo de 2010

Reflexión misionera para la liturgia del Domingo de Ramos.


28 de marzo de 2010 - Domingo de Ramos- Ciclo “C"
Semana Santa: con un “corazón grande como el mundo”


Lucas 19,28-40

Isaías 50,4-7

Salmo 21

Filipenses 2,6-11

Lucas 22,14 – 23,56

Reflexiones

La entrada en la Semana Santa, la semana grande del amor hasta las últimas consecuencias (Jn 13,1), está marcada este año por la narración de la pasión y muerte de Cristo, escrita por el evangelista Lucas (Evangelio). Esa Passio no es tan sólo historia del pasado: los mismos acontecimientos se repiten hoy. Los personajes de entonces (Caifás, Herodes, Pilato, fariseos, sacerdotes, Pedro, Judas, Cirineo, piadosas mujeres, soldados, Centurión, José de Arimatea…) son emblemáticos de lo que ocurre hoy con relación a Cristo y a los que sufren, con los que Él se identifica (cf Mt 25,35s). Cada persona, cada uno de nosotros puede ser, hoy, en el bien o en el mal, uno u otro de esos personajes de la pasión de Jesús. Hoy, cada uno puede ser, por ejemplo, como las piadosas mujeres, que acompañan a Cristo en su dolor; o ser como el Cirineo, personas capaces de cargar el peso de los demás; o como María, al pie de la cruz...

Tres testigos modernos del mundo misionero nos brindan una ayuda segura en la comprensión y en la celebración del Misterio pascual propio de la Semana Santa. Su palabra nace de la experiencia personal de identificación con Cristo muerto y resucitado. Por tanto, sus testimonios tienen una resonancia universal: ayudan a vivir la Pascua según la amplitud y la profundidad propias del corazón de Cristo.

“Siempre los ojos fijos en Jesucristo”

S. Daniel Comboni (1831-1881), misionero apasionado por la salvación de África, en las Reglas de su Instituto (1871), recomendaba vivamente a los futuros misioneros que contemplaran con amor a Cristo crucificado, para formarse al necesario “Espíritu de Sacrificio”:

«El pensamiento perpetuamente dirigido al gran fin de su vocación apostólica debe engendrar en los alumnos del Instituto el espíritu de sacrificio. Fomentarán en sí esta disposición esencialísima teniendo siempre los ojos fijos en Jesucristo, amándolo tiernamente y procurando entender cada vez mejor qué significa un Dios muerto en la cruz por la salvación de las almas. Si con viva fe contemplan y gustan un misterio de tanto amor, serán felices de ofrecerse a perderlo todo y a morir por Él y con Él».

(De los Escritos de D. Comboni, n. 2720-2722).

¡Tengo sed!”

La entrega total de la Beata Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) a la causa misionera tuvo su origen en la contemplación de las palabras de Jesús en la cruz: ¡Tengo sed! La atención a los últimos en la escala social nacía en ella del deseo de apagar la sed de Cristo.

«"¡Tengo sed!" dijo Jesús cuando, en la cruz, se encontraba privado de todo consuelo. Renueven su celo para saciar su sed en las dolorosas semblanzas de los más pobres entre los pobres: "Ustedes a mí me lo hicieron". Jamás separen estas palabras de Jesús: "Tengo sed" y "Ustedes a mí me lo hicieron"».

(De los escritos de Madre Teresa de Calcuta).

Celebrar la Pascua con un “corazón grande como el mundo”

Ésta es la enseñanza del Siervo de Dios, Mons. Óscar Arnulfo Romero (1917-1980), arzobispo de San Salvador, asesinado mientras estaba celebrando la Eucaristía en la tarde del 24 de marzo de 1980.

«Celebra la Pascua con Cristo tan sólo el que sabe amar, sabe perdonar, sabe aprovechar la fuerza más grande que Dios ha puesto en el corazón del hombre: el amor. La Iglesia siente que su corazón es como el de María, grande como el mundo, sin enemigos, sin resentimientos».

(De las catequesis de Mons. Óscar A. Romero, en la Semana Santa de 1978).

Palabra del Papa

(*)"Puesto que Jesús se entrega totalmente, como Resucitado puede pertenecer a todos y hacerse presente a todos. Su Reino es universal. Esto es posible sólo porque no es la soberanía de un poder político, sino que se basa únicamente en la libre adhesión del amor; un amor que responde al amor de Jesucristo, que se ha entregado por todos. La universalidad, la catolicidad significa que nadie puede considerarse a sí mismo, a su cultura a su tiempo y su mundo como absoluto. Y eso requiere que todos nos acojamos recíprocamente, renunciando a algo nuestro. La universalidad incluye el misterio de la cruz, la superación de sí mismos, la obediencia a la palabra de Jesucristo, que es común, en la común Iglesia. La universalidad es siempre una superación de sí mismos, renunciar a algo personal. La universalidad y la cruz van juntas. Sólo así se crea la paz".

Benedicto XVI

Homilía en el Domingo de Ramos, 5.4.2009

Siguiendo los pasos de los misioneros

-28/3: Domingo de Ramos.

-28/3: B. Cristóbal Wharton (+1600); 29/3: B. Juan Hambley (+1587); 31/3: B. Cristóbal Robinson (+1597) y otros sacerdotes ingleses martirizados bajo Isabel I, reina de Inglaterra.

-30/3: B. Luis de Casoria A. Palmentieri (1814-1885), franciscano, educador; junto con otros trabajó activamente para rescatar a niños africanos de la esclavitud.

-30/3: S. Leonardo Murialdo (1828-1900), sacerdote de Turín, educador, fundador del Instituto de los ‘Josefinos’ para la formación de los niños abandonados.

-31/3/1767: Expulsión de los Jesuitas de España, Portugal y sus colonias en América Latina. Seis años más tarde (1773), tuvo lugar la supresión de la Compañía de Jesús, benemérita de la evangelización en el mundo entero.

-1/4: B. Luis Pavoni (1784-1848), sacerdote de Brescia, pionero en el campo social, fundador, entregado a la educación humana, cristiana y profesional de los niños.

-2/4: S. Francisco de Paula (1416-1507), ermitaño de vida austera, fundador de los Mínimos.

-2/4: BB.Diego Luis de San Vitores (1627-1672), sacerdote jesuita español, y Pedro Calungsod (1654-1672), nacido en Filipinas, catequista seglar; ambos fueron matados por odio a la fe cristiana y arrojados al mar en la isla de Guam (Marianas, Oceanía).

-2/4: B. María Laura Alvarado (1875-1967), nació y vivió en Venezuela, fundadora, entregada a la asistencia a los huérfanos, ancianos y pobres.

Página por cortesía del P. Romeo Ballán, Misioneros Combonianos, Verona

Sitio Web: http://www.euntes.net

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS