3 de mayo de 2011

Juan Pablo II, el Papa al servicio de la misión

"Desde el comienzo de mi pontificado, he meditado las palabras del Concilio Vaticano II, donde se dice que al Sucesor de Pedro le "ha sido confiada, de manera particular, la gran tarea de propagar el nombre cristiano" (Lumen gentium, 23; cf. Evangelii nuntiandi, 67). Siguiendo el ejemplo de mi predecesor Pablo VI, me puse en viaje para visitar numerosos países, entre ellos algunos en los que Cristo es apenas conocido o donde el anuncio misionero del Evangelio resulta todavía incompleto. Mis viajes a América Latina, África y Asia han tenido una finalidad eminentemente religiosa y misionera", como dije antes de partir para África. He querido anunciar yo mismo el Evangelio, haciéndome en algún modo catequista itinerante, y estimular a todos aquellos que están a su servicio, provengan de los propios países o de otros, a ponerse al servicio de una Iglesia local. He querido rendir homenaje y expresar mis sentimientos de agradecimiento a todos en nombre de la Iglesia universal. Estos viajes me han permitido admirar la fe, las riquezas espirituales y la vitalidad de las Iglesias jóvenes, compartir sus alegrías, sus necesidades y sus sufrimientos, animarles en sus esfuerzos para enraizar la fe cristiana en la propia cultura. El contacto con estas masas humanas que aún ignoran a Cristo me ha convencido todavía más de la urgencia del anuncio evangélico. El mundo tiene mucha necesidad de Cristo. Y los que están en las avanzadillas de esta tarea evangélica lo saben mejor que ningún otro. La colaboración de todas las Iglesias en la evangelización del mundo no debe debilitarse."

Juan Pablo II,
Mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones, 1981




No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS