29 de septiembre de 2011

Ningún niño sin escuela

Nuestro misionero Isidoro Sánchez (Bluefields), ha vuelto a compartir, en su blog "Uniendo orillas", una gran noticia. Pues en agosto han empezado un nuevo proyecto, "Ningún niño sin escuela"... Isidoro nos cuenta que no ha sido nada fácil iniciar esta andadura, pero al final lo han conseguido. 

"Varios meses veníamos dedicando a contactar con los chavalos de la calle sin saber mucho cómo arrancar. A la hora de abordarlos y presentarles la propuesta, también ellos parecían desconfiar o no terminar de creerse el asunto. Vimos también que eso de invitarles a una reunión para la semana siguiente o plantearles algo que podría iniciarse en septiembre era algo que no funcionaba. Como sólo viven del presente y del ahora, el mañana es para ellos tan oscuro como para nosotros el más allá. Total que César, un maestro voluntario implicado, dijo: “No. Es cosa de empezar ya e ir haciendo camino. Es en el camino donde se van ajustando las cargas de la mula”.
Y el día 4 de agosto arrancamos con un grupo de siete chavalitos: Elvis, Marcos, Silvio, Juan Pablo, Juan Carlos, Pinino y Patricio. El día 15 lo abrimos a cinco más, hasta llegar a doce. Y aquí nos queremos parar de momento, porque debemos consolidar primero a este grupo y lograr darle la estructura de orden, de alegría y de seriedad que el asunto requiere. Como chavalitos de la calle que son, llegar a eso les cuesta y nos cuesta. César y Gaby, sus maestros, también lo saben. En un mes que llevamos, ya vamos teniendo algunas alegrías: se pelean menos, se perdonan más, deletrean un poco y gozan mucho dando patadas al balón, que siempre desearon tener y nunca tuvieron. El horario inicia con la comida a la 1. Para quienes no tienen donde comer ese inicio es atractivo, y desde las 12 ya merodean algunos por la puerta. De 1.30 a 2.30 es el tiempo de clase. El lápiz y la libreta son instrumentos desconocidos para ellos, y hay que empezar por ayudarles a que lo agarren más suavemente con esas manos suyas tintadas de betún y más adiestradas en el arte de “lustrar” que en el de escribir. De las 2.30 a las 3 de la tarde, media hora de juego. Y acabamos. En la calle, con su banco al hombro, todavía les quedan dos o tres horas más de trabajo. Ya el camino está iniciado. Y en el camino se van ajustando las cargas. Los de la parroquia de Sta. Isabel de Hungría de Escaleritas han apadrinado generosamente este arranque. La alegría de ellos es igual de grande que la nuestra."

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS