31 de enero de 2013

Los misioneros responden a los niños de la Infancia Misionera

Los misioneros canarios responden a los niños que les escribieron con motivo de la Infancia Misionera. A continuación compartimos sus mensajes:

La misionera Irene Pérez, DMSF, desde Chile:
Mis queridos niños, antes que nada, gracias por su oración y por sus buenos deseos de que nuestra misión nos vaya bien y les doy las gracias por vuestros buenos deseos. Y les animo a que sean buenos evangelizadores desde su parroquia y lugar donde viven, también se puede ser misionero en el lugar donde están y llevar la palabra a todos los que necesitan ayuda.
Yo, como vosotros, soy una dominica canaria de un pueblito llamado Juncalillo y llevo en Chile 34 años. El año pasado fui a ver a mi familia y se que en estos momentos están bien pero siempre se necesita que nos ayuden a crecer en la presencia de Dios. Yo estoy convencida de que Dios no nos abandona y que siempre está a nuestro lado. Pero también está en ustedes por lo tanto lo quiero mucho y les agradezco todo su esfuerzo por ser buenos misioneros desde su corta edad. Un abrazote para cada uno.
P. Tomás Rodríguez, S.J

El misionero Tomás Rodríguez, S.J, desde Paraguay:
Muchas gracias por los mensajes de los niños, rezo por ellos también.

El misionero Pablo Prieto, I.E.ME., desde Nicaragua:
Pablo Prieto, I.E.M.E
Gracias por esta información tan entrañable de los niños de Santidad. Me he emocionado, gracias por esta iniciativa y labor por la animación misionera. Les siento cerquita, gracias de corazón, se hace muy importante en muchas ocasiones que uno no huele el particular olor del mar en nuestras islas. 

El misionero Jose Alberto Rodríguez, Camino Neocatecumenal, desde la isla de Guam, en el Pacífico:
Muchas gracias por la carta, pero especialmente por las oraciones de los niños, porque ellas llegan al Cielo. Yo también me acuerdo y rezo por tanta gente de nuestra tierra que sufre y necesita al Señor. Que Dios les bendiga, y continúen haciendo este trabajo de caridad, que es mantenernos unidos en la oración con Jesús, su Madre María y todos los santos. Que aunque estemos lejos y no nos conozcamos, el Espíritu Santo nos mantiene unidos en el maravilloso Cuerpo de Cristo, que es su Iglesia. Un fuerte abrazo. Don Alberto, originario de Firgas y misionero en la isla de Guam, en el Pacífico cerca de Filipinas.





No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS