10 de enero de 2013

Una vuelta al mundo en cinco años


Primera etapa. Los niños de Infancia Misionera han conseguido dar la vuelta al mundo en un tiempo récord, cinco años. Como si fuera un videojuego educativo, nos lanzamos al camino a buscar a Jesús y, con los niños de Asia, buscamos apasionadamente al Señor. Nos fuimos al continente donde había nacido. Fue el primer paso del camino, el que el mismo Señor nos señaló: “¿A quién buscáis?”. La búsqueda de Jesús es, para un niño, el descubrimiento del ideal de su vida.

Segunda etapa. Formada ya nuestra comunidad virtual, nos fuimos a África. En el continente de la esperanza, con miles de pequeños que sufren y lloran, los niños descubrieron la presencia de Jesús en la vida, en el dolor y la enfermedad del más necesitado, en el corazón del pobre. Y lo descubrieron con alegría. Encontrar a Jesús supone en la infancia un ideal que da una luz nueva al corazón, la voluntad y las motivaciones.

Tercera etapa. Y nos fuimos a Oceanía. Tras buscar y encontrar a Jesús, ahora, ¡le seguimos! De isla en isla, sin miedos a las tormentas, con la ilusión de lo nuevo, descubriendo maravillosos parajes y personas que nos hacían sentirnos hermanos y en familia. Oceanía era un buen lugar para la tercera clave de nuestro juego, de nuestra singular vuelta al mundo. La infancia también es el momento para descubrir y decidir una primera llamada a la misión.

Cuarta etapa. La alegría del niño es expansiva, comunicativa, y nos fuimos a América para poder hablar a todos de Jesús. No hay barreras para la fe, ni para la misión. Tampoco hay distancias, pues el lenguaje nos comunica y nos hace uno. Hablar de Jesús a todos es la ilusión del niño misionero.


Y así, acompañando a los niños por el mundo en estos cinco años, hemos completado un gran recorrido, el de la iniciación de los niños a la fe. Agradecemos esta propuesta de Infancia Misionera en España, que nos ha ofrecido un precioso itinerario de iniciación cristiana que tiene su origen y fin en Jesucristo, al que hay que conocer, celebrar, vivir y hacerse su amigo para compartir la vida. Nos ha mostrado las etapas del camino, desde el encuentro hasta la misión, recorriendo los momentos de la búsqueda, la conversión, el conocimiento profundo, la amistad y el seguimiento. Nos ha ofrecido la pedagogía auténtica, la de la fe, que hace del Evangelio, entregado a los niños, el mejor de los libros, la mejor guía, él único material posible. Nos ha dado la posibilidad de confiar en la infancia y de crear esa hermosa comunidad de niños ilusionados por el proyecto misionero.

Servicio Teológico-Pastoral Infancia Misionera 2013

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS