21 de marzo de 2013

"Es gratificante experimentar la fuerza que tiene la oración"

En agosto de 2012, un grupo de voluntarios procedentes de distintos puntos de España acudimos a una de las casas que las Misioneras de la Caridad tienen en Rumanía. En esta casa atienden a chicos con parálisis cerebral. En un principio nuestra tarea era realizar con los chicos una terapia que nos enseñaron en Acción Católica en colaboración con INPA para mejorar en la medida de lo posible sus capacidades motrices. Sin embargo al llegar a la casa de las Hermanas se nos encomendaron muy diversas tareas, dependiendo de las capacidades de cada uno. La experiencia resultó muy satisfactoria puesto que supone una suerte el poder acompaña a las Hermanas en su quehacer diario y de formar comunidad con ellas y con el resto de voluntarios a la hora de trabajar y de orar. También resulta gratificante experimentar la fuerza que tiene la oración con ellas, al ver cómo dejan todo por seguir a Jesucristo en el cuidado de los más necesitados y que no teniendo  muchos medios materiales Dios provee y nunca las falta de nada, sobre todo la alegría con la que hacen todas sus tareas desde que se levantan hasta que se acuestan.

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS