24 de abril de 2013

Pascua Misionera con América

Miércoles 24 de abril (IV Semana de Pascua) América


A la escucha del Evangelio
«El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me ha enviado. Y el que me ve a mí, ve al que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas» (Jn 12, 44-46).En este Año de la fe que celebramos, la Iglesia proclama este pasaje evangélico. La fe es un don que nos viene directamente de Dios. Él ha tomado la iniciativa y ha salido a nuestro encuentro. Este don es una luz que ilumina nuestra vida y la vida de quienes han sido llamados a seguirle más de cerca, los misioneros.

En clave de misión 
La luz es una de las imágenes que mejor reflejan la vocación de quienes han sido llamados al sacerdocio o a la vida consagrada. Sus vidas son como lámpara que alumbra a todos los de la casa. Es una «señal de esperanza» descubrir cómo Dios llama —a estar con Él y para anunciar el Reino— a miembros de las Iglesias jóvenes, recientemente fundadas por misioneros venidos de fuera.

La Jornada de Vocaciones Nativas, que celebramos el próximo domingo 28, es una ocasión para dar gracias a Dios por el nacimiento de estas vocaciones. Ellas son el signo de la madurez de esas comunidades cristianas. La luz de la fe que ha prendido en sus vidas se contagia a quienes repiten el “ayúdanos” de aquel macedonio que pedía a Pablo que pasara «a la otra orilla» (cf. Hch 16 9).
América, donde vive el 50% de los católicos, se ha convertido en luminaria de la fe para el mundo entero. Allí hay multitud de seminarios y noviciados que acogen y acompañan a estas Vocaciones Nativas, entre las cuales surgirán misioneros que partirán a otros continentes. El recorrido de su formación es largo y lleno de dificultades, como la carencia de recursos para la formación adecuada a su misión. La Obra Pontificia de San Pedro Apóstol tiene encomendada la tarea de que no se pierda ninguna de estas vocaciones. 
Ellos, los llamados, reconocen que la vocación y las ayudas les vienen de Dios y de la Iglesia. He aquí un testimonio, entre otros muchos:


“Gracias” desde... AMÉRICA

«Quiero manifestar mi profundo agradecimiento a la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol por la ayuda económica en favor de la formación de las novicias de nuestro instituto “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará”. Como parte de su formación integral, ellas desarrollan actividades apostólicas como visitas de casas, catequesis para niños y jóvenes, oratorio infantil y formación para Hijas de María, todo ello en dos parroquias de barrios de la periferia de nuestra diócesis. También colaboran en nuestro hogar de niños en situaciones especiales y en la entrega de alimentos y ropa a unas veinte familias necesitadas. Gracias a la ayuda que recibimos de ustedes, podemos preparar mejor a nuestras novicias para ser otros instrumentos de la Iglesia, futuras misioneras que estarán ayudando en la obra de la redención a través del anuncio del Evangelio».
M. M. Sponsa Amabilis, superiora provincial de las SSVM, São Paulo (Brasil)


Para el bien de toda la Iglesia 
Desde América salen miles de misioneros y misioneras a otros lugares, como fruto de la madurez de estas comunidades cristianas. A la vez, no puede dejar de atender los territorios de misión que aún existen en las inmensas zonas del continente donde el Evangelio apenas es conocido. Más del 50% de los americanos necesitan poder escuchar la voz del Buen Pastor, porque aún no han sido evangelizados. Necesitan de otros que les lleven a “ver” a Jesús.


Compromiso misionero• Escuchar de boca de algunas personas del continente americano su testimonio de cómo se vive la fe en su país de procedencia, y valorar con ellas la labor que realizan en favor de la vida de la fe las personas consagradas.

• Pedir al Dueño de la mies que envíe nuevas vocaciones a su Iglesia y que quienes han sido llamados respondan con generosidad y fidelidad; puede hacerse sirviéndose de la estampa oracional de esta Jornada.
• Difundir el tríptico de Vocaciones Nativas, donde se informa del destino de las colectas del año anterior y se facilita la domiciliación de donativos.





No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS