25 de abril de 2013

Pascua misionera con Asia

Jueves 25 de abril (IV Semana de Pascua) Asia


A la escucha del Evangelio
«Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y sea bautizado se salvará; el que no crea será condenado» (Mc 16, 15-16).El evangelio de Marcos recoge en su final estas palabras, que tanto han resonado, primero, en el corazón de los apóstoles; luego, en el de miles de misioneros. Hoy, fiesta de San Marcos, golpean también el nuestro, para que, reconociéndonos deudores del Bautismo recibido, salgamos de nosotros mismos y vayamos a decir a otros lo que hemos visto y oído.


En clave de misión 
Benedicto XVI decía en 2007: «No dejan de resonar, como exhortación universal y llamada apremiante, las palabras con las que Jesucristo, crucificado y resucitado, antes de subir al cielo, encomendó a los apóstoles el mandato misionero: “Id, pues, y haced discípulos...” (Mt 28, 19-20)». Es la llamada a la misión que están recibiendo cristianos como nosotros. La iniciativa está en Dios que llama, pero la respuesta depende de la libertad de cada uno.

La unidad entre las Jornadas vocacionales de Oración por las Vocaciones y de Vocaciones Nativas es una clarividente «señal de esperanza». Entre las vocaciones, las hay específicas a la misión ad gentes, para anunciar el Evangelio donde este aún no es conocido. Son las vocaciones misioneras, y surgen también en los territorios de misión, que no solo son evangelizados, sino que se convierten automáticamente en evangelizadores.


Es preocupante el que en Asia solo el 3% de la población sea católica. Resta aún la evangelización de este continente, y por eso Juan Pablo II decía que la «misión está aún en sus comienzos». Pero también allí Dios suscita vocaciones: aproximadamente 16.000 seminaristas asiáticos, al igual que unos 3.000 novicios y novicias, reciben ayuda de la Obra de San Pedro Apóstol.
Estas son las palabras de agradecimiento del formador de un seminario asiático:



“Gracias” desde... ASIA
«Vuestra generosidad permite al Salvador ser poco a poco conocido, amado y servido hasta los confines del mundo, como puede ser nuestra diócesis, en las aisladas montañas del extremo norte vietnamita. Los desafíos misioneros son allí también muy grandes. Y sin embargo, la salvación ha sido manifestada a todos los pueblos, a todos los hombres, y nosotros, un pequeño puñado de cristianos, debemos ser los testigos. La protección celestial de santa Teresa del Niño Jesús nos da mucha seguridad en medio de las pruebas; también vuestra ayuda fiel, transmitida por la Obra de San Pedro Apóstol. Solo ella nos garantiza la existencia y el crecimiento. Vuestra generosidad es para nosotros el signo de que el amor de Dios está actuando en vosotros, y esto nos llena de alegría y esperanza. Todavía necesitamos vuestra ayuda y, sobre todo, vuestras oraciones».
P. Joseph Nguyen Bình Trong, sdb,
superior del Seminario Menor Santa Teresa de Lang Son (Vietnam)


Para el bien de toda la Iglesia 
Al contemplar la inmensidad del continente asiático, es natural pensar en la incapacidad de nuestras fuerzas y posibilidades. Así lo vivían los apóstoles después de la Ascensión. Pero sucedió Pentecostés. Vino la fuerza de lo alto, y el mandato misionero de Jesús se transformó en un “salir” al encuentro del otro más allá de las propias fronteras. Las vocaciones nativas de Asia también son «señal de esperanza» para la Iglesia universal.


Compromiso misionero• Visionar el DVD El misionero responde, donde se escenifica la labor de un misionero que en la India está entregando su vida para hacer realidad su vocación a la misión.
• Preparar la celebración de la eucaristía del V domingo de Pascua, Jornada de Vocaciones Nativas; pueden ayudar las sugerencias para esta ocasión publicadas en la revista Illuminare.
• Distribuir en la parroquia o colegio el sobre para la colecta que se hace con motivo de esta Jornada de Vocaciones Nativas.




No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS