30 de diciembre de 2013

Navidad en Nueva Guinea

Al ir iban llorando llevando sus semillas, al volver vuelven cantando trayendo sus gavillas…

    
Llegado el mes de diciembre, podemos cantar con el salmista que hemos cosechado entre lágrimas y cantares durante todo este año 2013.
Entramos, pues, en el último mes del año y lo hemos hecho celebrando los cien años de la presencia evangelizadora de la Iglesia católica en nuestra Costa Atlántica. El día primero una representación de 27 personas de nuestra parroquia nos unimos a la celebración en Bluefields, incluyendo 14 chavalos-as y animadoras de IAM que fueron a hacer la danza de la entronización de la Palabra en la celebración eucarística; al mismo tiempo, otro grupo se hizo presente el mero día 2 en Managua junto a toda la representación del resto de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua. Ese mismo día domingo 1 de diciembre comulgaron por primera vez en la ciudad, 82 niños y niñas. Los cuales se unen a todos-as los-as chavalos-as que lo han hecho durante las giras misioneras de las dos vueltas de este año. Padre Chepe y padre Pablo han concluido ya las giras misioneras con bien, gracias a Dios, trayendo muchos asuntos a reflexionar por el equipo parroquial, al que sólo le resta ya la reunión del mes de diciembre.


Del 4 al 7, celebraremos la última sesión del año del consejo pastoral parroquial, donde también se abordarán los temas traídos de las comunidades y todos los asuntos de interés para nuestra gran parroquia. Habrá renovaciones y cambios de coordinadores zonales y todas las evaluaciones del año, porque la cosecha del 2013 ya prepara la siembra del año 2014, también en lo pastoral y evangelizador.


En lo vocacional nuestra parroquia también se mueve. Celebramos el último de los tres encuentros vocacionales del año con buena participación, un trabajo constante que da sus frutos en afinar los oídos de nuestros jóvenes para la voz del Señor. Nuestros seminaristas mayores y menores ya van retornando para sus vacaciones y experiencias pastorales, y lo hacen contentos y animados. El nuevo año traerá nuevos jóvenes animados a discernir si el Señor los llama a ser sacerdotes que pastoreen a su iglesia. También nuevas chavalas entrarán a las casas de la CHIC de nuestra parroquia y otras que ya estaban se moverán avanzando en sus procesos de formación. Lo más gozoso en este sentido es que el día de la Purísma, contemplará el sí generoso de dos de nuestras chavalas a la vida religiosa. Se trata de las jóvenes Reyna Pérez, de san Jorge, y Meyling Dávila, del sector 5 de la ciudad. Allí estaremos para acompañarlas como se merecen.


En fin, acaba el año del servicio y la caridad con buenos y grandes frutos en el fortalecimiento del ministerio de la caridad en nuestras comunidades, pero no se acaba el llamado del Señor ha servir al pobre y necesitado, y a promocionar la vida y luchar contra la injusticia en nuestras comarcas, colonias y ciudad. 2014 será un año para no pasar la página en este sentido sino seguir creciendo en el ejercicio y la práctica de la misericordia, a como Jesús lo hizo.


   ¡FELIZ COSECHA A TODOS/AS!

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS