14 de febrero de 2014

La alegría de ser misionero

El papa Francisco, por un lado, y la "alegría" inherente a la misión, por otro, son los protagonistas del Día de Hispanoamérica de este año, que la Iglesia española celebra el domingo 2 de marzo. El año pasado, la colecta de esta jornada permitió poner a disposición de los misioneros y misioneras  españoles en América 78.473 euros, una pequeña gota de agua en un mar de necesidades y proyectos misioneros.

"Mira,  yo  he  llorado muchas veces. Unas ha sido de dolor, otras de felicidad, pero, gracias a Dios, nunca  he  llorado por  desesperación. Porque, vayan bien o mal las cosas, yo sé que Dios está allí, que nos  ama,  que  se  preocupa  por nosotros”. Leticia, la autora de esta  frase, es mexicana y no tiene trabajo. Está casada con un español  y es  madre  de  cuatro  hijos dos de ellos de corta edad que ahora crecen y se educan en Madrid. La crisis hace mella en su familia, pero ella hace honor a su nombre (laetitia=alegría) y es el soporte, el pilar, el rodrigón en el que se apoyan los suyos. Su experiencia de Dios le lleva a ser positiva y optimista. La suya es una fe sin  fisuras  y envidiable, que  no duda en compartir con sus allegados. Con sus palabras, con su ejemplo, esta “inmigrante” evangeliza, transmite la Buena Noticia de Jesús de Nazaret. Tal vez no lo sepa,  y  quizá  ni siquiera  lo pretenda, pero Leticia es una misionera de la “nueva evangelización”.

El gozo y la alegría de los que hace gala Leticia cuando habla de su fe son, precisamente, los protagonistas del Día de Hispanoamérica,que,como siempre, desde su instauración en 1959, la Iglesia española celebra el primer domingo de marzo. De hecho, el lema de la jornada nos habla este año de eso, de  la “alegría” que supone  compartir  y  transmitir  la experiencia de  Jesús  en  nuestras  vidas;  una alegría que como puede verse en el  cartel  preparado  para  la  ocasión  derrocha a raudales el propio Francisco, el pontífice llegado casi del fin del mundo y primer misionero, por tanto, de esa “nueva evangelización”.
El Papa asegura que la alegría del misionero llega “incluso cuando  hay que sembrar entre lágrimas”, cuando la fe ni siquiera encuentra  una buena acogida. Es la primera  vez que el Día de Hispanoamérica tiene lugar en el pontificado de un Papa del Nuevo Mundo. Un Papa, además, que reclama pastores “con olor a oveja” y cristianos  comprometidos  que  den testimonio de palabra y obra de su fe. No  extrañará, por ello, que siendo  presidente  de la comisión redactora  del documento final de la V Conferencia General del Episcopado  Latinoamericano, celebrada en Aparecida (Brasil) en 2007, el entonces  arzobispo de Buenos Aires ya pidiera que fuesen personas “con un ímpetu interior que nadie ni nada sea capaz de extinguir”, y no  “evangelizadores tristes y desalentados,  impacientes  o ansiosos”, los que anunciasen la Buena Noticia de Jesús de Nazaret.

Seguir leyendo Revista Misioneros Tercer Milenio

Materiales de la Jornada de Hispanoamérica 2014

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS