7 de marzo de 2014

I Domingo de Cuaresma - A

I Domingo de Cuaresma - A 

● Génesis 2, 7-9; 3, 1-7  “Creación y pecado de los primeros padres”  
● Salmo 50  ”Misericordia, Señor, hemos pecado”  
● Romanos 5, 12-19 “Si creció el pecado, más abundante fue la gracia”  
● Mateo 4, 1-11  “Jesús ayuna cuarenta días y es tentado”  


Mt 4, 1-11
Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, al final tuvo hambre. El tentador se acercó y le dijo: " Si eres hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes". Pero él respondió: "Está escrito: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda la palabra que sale de la boca de Dios". Luego el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo subió al alero del templo y le dijo: "Si eres hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: Ordenará a a sus angeles que cuiden de tí, que te lleven en las manos para que no tropiece tu pie con ninguna piedra". Jesús le dijo: "También está escrito: No tentarás al Señor tu Dios". De nuevo el diablo lo llevó a un monte muy alto, le mostró todos los reinos del mundo y su esplendor, y le dijo: "Todo esto te daré si te pones de rodillas y me adoras". Jesús le dijo: "Retírate, Satanás, porque está escrito: Al señor tu Dios adorarás y a él solo servirás". Entonces el diablo lo dejó, y los ángeles llegaron y se pusieron a servirle.

Reflexión
Tomemos conciencia de la presencia del Espíritu en nuestras vidas. Con la compañía del Espíritu Jesús es fiel al proyecto de Dios Padre. El Espíritu nos acompaña y hace descubrir el misterio de la persona de Jesús. 
  • Contemplemos esta dimensión de la vida de Jesús: Jesús es tentado pero vence a las tentaciones. Tentaciones que duraron en el tiempo y que supo rechazar. 

  1.   ¿Qué es lo que me revela este texto de la persona de Jesús? ¿Qué me enseña Jesús? 
  2. ¿Cuáles son las tentaciones que experimento y cómo reacciono? 
  3. ¿Cuales son las tentaciones del mundo de ahora y cómo se enfrenta a ellas? 

  • A lo largo de la cuaresma seguro que Dios me invitará a que se produzca en mi vida alguna conversión. 

  1. ¿A qué quiere Dios que me convierta para poder realizar su proyecto, para seguir los pasos de Jesús? 

  • Llamadas. 

Diálogo con el Señor. Le doy gracias  porque él me ayuda a no caer en la tentación, le pido perdón de tantas veces que caigo en la tentación… Le pido ayuda para nuestras comunidades y grupos para que sepamos resistir a las tentaciones…  

Seguir leyendo y descargar en pdf, aquí


Material elaborado por Acción Católica General

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS