7 de marzo de 2014

La misión enamora

A través de la experiencia vivida durante un mes en Honduras, Blanca Serres, es una de tantos jóvenes que se han enamorado de la misión. 

Mi viaje a Honduras fue como un viaje al corazón de muchas personas, incluido al de mis compañeros y al mío propio. Honduras es un país con graves problemas de narcotráfico, extorsión y corrupción política. San Pedro Sula es la ciudad más insegura del mundo. Los accesos a la cultura, la educación, el trabajo… están supeditados a los intereses de unos pocos. Pero en medio de la criminalidad, la pobreza y la falta de recursos, sobrevive la energía más poderosa y renovable de este mundo que es el amor. Quedamos impresionados de la enorme capacidad de acogida de sus gentes, las familias nos abrieron las puertas de sus humildes hogares y nos hicieron entrar en ellos como uno más. Nos dieron lo más íntimo y querido de sí mismos para tratarnos como a un verdadero hermano. En ellos encontramos a Dios, y en ellos sentimos reales y palpables tantos pasajes del Evangelio.Conocimos a muchas personas a las que sentimos como hermanos desde el primer momento, pues ellos tenían una gran capacidad para hacerte sentir querido, para abrazar, para expresar la alegría de su fe y para levantarse cada mañana con coraje y confianza en el mundo y en el hombre. Recordarles me llena de emoción, pues sentí que día tras día mi capacidad para amar también se ensanchaba, como si pudiera añadirle Gigas y Gigas de espacio. Me hicieron un regalo muy hermoso, ver a Dios a través del hombre, del hombre amigo y del enemigo, y ser capaz de demostrar mi amor que es un don para los demás y para mí misma.
Más en:
http://ompes.blogspot.com.es/2014/03/mi-invitacion-los-jovenes-ser-misioneros.html

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS