13 de agosto de 2014

Oremos por los misioneros

Con todo lo acontecido en las últimas semanas, el conflicto en Oriente, los hermanos perseguidos en Iraq y en Asia y,  sobretodo el virus del ébola  que ha afectado a un misionero español y a otros tantos que siguen previniéndolo en Liberia, Sierra Leona... han echo que muchos medios de comunicación hablen de los misioneros. 
Pero saben realmente quiénes son los misioneros:

Son mensajeros de alegría y esperanza: Luis Ortiz, religioso amigoniano, 27 años en Filipinas y ahora le ha tocado vivir el tifón Yolanda: "Hemos podido compartir con ellos sus tristezas y penas mientras nos lo contaban con una sonrisa en su cara... Gracias por habernos dejado ser vuestros mensajeros de la alegría y esparanza"

Ven a Dios en todo: Ana María López Castaño, de las Juventudes Marianas Vicencianas, en Bolivia, volcada en la educación , la salud y la asistencia carcelaria en el penal de San Pedro de Sacaba: "Dios en medio de toda esa vida... al que le agradezco enormemente escogerme para esta vocación tan peculiar".

Responden a la elección de Dios: Venerando Morón García, del Instituto Calasancio, 50 años de vida consagrada y misionera, ahora en Ecuador: "Estoy convencida de que Dios no escoge a los que están preparados, sino, que prepara a los que Él ha escogido. Aquí se trabaja sin horario, y todo por los más necesitados". 

Consuelan a las almas destrozadas: Mons. Juan José Aguirre, obispo de Bangassou, en Centro áfrica, vive la triste situación que atraviesa el país, con guerra y muerte: "Difícil  mirar al cielo con ojos cristalinos, como el Cristo del Expolio, cuando te están abriendo las carnes por delante y por detrás... Ya hemos reconstruido edificios saqueados, lo difícil será reconstruir los corazones rotos y consolar las almas destrozadas. Para eso solo hay que mirar al cielo, como el Cristo del Expolio"

Están y viven con quienes les necesitan: Alberto Cisneros Izquierdo, sacerdote diocesano de Osma-Soria, misionero en Nicaragua. "Al igual que tembló la tierra cuando Jesús murió en la cruz, aquí también la tierra tiembla, y mucho. Podría contaros tantas cosas, pero esas no se pueden expresar con palabras, hay que estar aquí y vivirlas al lado de mis hijos".

Dan gracias a Dios por cada hermano que encuentran: Expedita Pérez, misionera en Egipto: "Mañana celebro el don de la Vida, cerraré mis 54 años. Os pido que os unáis a mi Acción de Gracias al Padre por Didi (una mujer católica recientemente fallecida) y por todas las personas encontradas en mi vida hasta hoy"

Entregan la propia vida: La hermana Salvadora Arnanz, Hija de Jesús, comparte su vida misionera en Bolivia donde como ella dice: "Hemos gastado lo mejor de nuestras vidas... Desde allí queremos saltar hasta el cielo. Y allí nos juntaremos todos..."

Aprenden de los demás. La hermana Carmen Laguna, misionera en Bolivia, está volcada en el cuidado de los ancianos: "Cada día aprendo de los valores tan grandes que tienen nuestros mayores, la profundidad de su fe, la valentía de sus esperanza y la sencillez de su amor".

Por todo esto les pedimos que tengan siempre presente en sus oraciones a nuestros misioneros.  Que recemos juntos por todos ellos.


No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS