2 de junio de 2009

Ser misionera en Cuba

Soy Ma. Elena Aguilar Topham- Dominica Misionera de la Sagrada Familia. Soy de Arrecife (Lanzarote) y estoy en Cienfuegos (Cuba) en un Barrio que se llama Pueblo Griffo que se encuentra en la periferia de Cienfuegos. Aquí estamos tres hermanas. Llegamos a Cuba hace 8 años, en ese momento éramos tres Canarias, una de Tenerife, otra de Las Palmas y yo de Lanzarote. Ahora somos tres , sustituyendo a la hermana de Las Palmas una hermana Navarra.
Anteriormente estuve en Venezuela y Colombia, por lo tanto ya tenía experiencia de Misión pues todo lo que hacemos en servicio a la Iglesia a favor de los demás es misión. Como misionera , me siento enviada por mi Congregación a servir al extraordinario pueblo cubano en el barrio antes mencionado. Cuando llegamos a Cienfuegos, lo primero que nos dijo nuestro Obispo Emilito fue que nos necesitaba para que fuésemos testimonio evangélico, de fraternidad, es decir, SER, antes que HACER. Que supiéramos escuchar a la gente , sin dar soluciones a sus problemas pues es muy difícil el ponerse de un parte o de otra. Que conociéramos la forma de ser del cubano. Que conociéramos la forma de ser del cubano. Y que tratáramos de aplatanarnos, es decir de inculturarnos. Otras muchas cosas nos aconsejó. Para mi, como misionera ha sido una experiencia maravillosa que desearía pudieran vivir muchas hermanas de mi Congregación. Dios nos ama gratuitamente y es lo que tratamos de hacer que experimente la gente al acercarnos a ellos y los que se acerquen a nosotras. Para esto son muy buenas las casas de misión, tenemos siete, las llevan los laicos apoyados y animados por nosotras. Reciben la formación un día a la semana y luego, otro día van a las casas de misión donde las personas que van, al principio ni se acercan al templo pero a medida que van sintiendo la necesidad de recibir los Sacramentos y vivir su fe en comunidad se van acercando. Tenemos Talleres para señoras, de costura donde se hacen sábanas, batas de casa, cosas para bebés, etc. Que se les facilita a los más necesitados a un precio muy bajo. También se enseñan Manualidades, Cursos de Informática con solo tres Computadoras. Tenemos grupos de jóvenes, adolescentes, Catequesis de niños desde los seis años hasta los doce que pasan al grupo de adolescentes. Tercera Edad, Pastoral de Salud, Pastoral Litúrgica, etc. Caso todo lo llevan los laicos, nosotras apoyamos, animamos y tratamos de formarlos. Doy gracias a Dios y a mi Congregación por haberme enviado a Cuba, un lugar tan especial en el que me siento totalmente realizada y felíz, diferente a otras misiones pero que en el fondo, como en todas partes se trabaja por la extensión del Reino de Dios. La oración es muy importante para nosotras y también para los misioneros y catequistas pues no se puede dar lo que no se tiene y se vive. Gracias por darme la oportunidad de compartir lo que estoy viviendo. Diría muchas cosas más pero que no creo conveniente. Que Dios los bendiga y los animo a seguir siendo misioneros de la esperanza..

Un abrazo lleno de cariño,
Mª Elena Aguilar.

No hay comentarios :

 
Copyright © 2016 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS