Proyecto Amadeo, Filipinas

El "Proyecto Amadeo" consiste en la construcción de una Casa "Hogar María Inmaculada" para las niñas más vulnerables de Baseco, Manila,  regentada por las Hermanas Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada, en coordinación con el Departamento de Bienestar Social y Desarrollo (DSWD) y según las normas que lo rigen en el país. 


La Misión de Baseco, Manila, Filipinas, es la primera Fundación de la Congregación de Misioneras del Santísimo Sacramento y María Inmaculada en el Continente Asiático. Formamos la comunidad tres hermanas: Antonia Prada Núñez (Española), Luz Elena Vera Puerta (Colombiana), y María del Pino Rodríguez de Rivera y Olives (Española). La misión se centra concretamente en Baseco, una de las zonas más marginadas y desahuciadas de la ciudad de Manila. 

Trabajamos allí con los Padres de la Orden de San Agustín (OSA), en una misión centrada en la pastoral parroquial abierta, según las necesidades del lugar. En este momento hay 15 capillas católicas, pertenecientes a la Parroquia de Santo Niño de Baseco, recientemente erigida por Luis A. Cardenal Tagle, arzobispo de Manila.   

Las Misioneras trabajamos en una de las zonas más cercanas a la rivera, Gasangan Block 1, en la que tenemos la Capilla Santísimo Sacramento. Ofrecemos un Programa de alimentación y educación para los niños de la zona, en el que incluimos alrededor de 100 niños. Sería impensable incluir a todos los niños, pues hay cerca de 23.000 familias en Baseco, con un promedio de 6 o 7 hijos por cada una. Ésa es la razón por la que se van ofreciendo estos programas por zonas y teniendo en cuenta la mayor necesidad de cada familia. A través de este programa vamos conociendo a la gente y formando comunidad. 

También realizamos otros trabajos pastorales: grupos de formación, catequesis de niños, jóvenes y adultos, visitas a las familias, retiros, etc. 

La realidad de Baseco es muy dura; en ella descubrimos todo tipo de necesidades: alimentación, educación, higiene, atención médica (escasez de medicinas), etc. La gente malvive en unas condiciones muy precarias, y expuestos, por la falta de higiene, a muchas enfermedades.  Toda ayuda humana y espiritual es muy necesaria en una realidad como ésta, tan pobre y carente a todos los niveles. 

Ante esta situación, y observando que los primeros y más afectados son los niños, consideramos urgente ofrecer una alternativa de vida para ellos, que les garantice un futuro mejor, un futuro de esperanza. 

Más información:


Tríptico Informativo
    

No hay comentarios :

 
Copyright © 2020 Misiones Canarias
DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS