Agenda Misionera

  • Animación Misionera Domund 2018
    Del 11 al 24 de octubre se realizarán actividades de sensibilización y animación misionera, con motivo del Domund, en el arciprestazgo de Agúimes, en Fuerteventura y en Lanzarote.

  • Materiales para Jornada del DOMUND 2018
    Ponemos a su disposición una serie de materiales, donde encontrarán piezas didácticas, ilustrativas, informativas…que ayudan a entender y difundir mejor el mensaje del DOMUND y también a rezar por las Misiones.









  • PLAY GESTO

    DOMUND EN CANARIAS - INFOGRAFÍA 2018

    NUEVO PROYECTO INFANCIA MISIONERA


    CUATRIENIO INFANCIA MISIONERA
    Descargar Guía: septiembre - octubre 2018
    Para más información sobre este proyecto pincha en imagen.

    Últimas noticias

    18 de septiembre de 2018

    Mensaje del Papa Francisco para el DOMUND 2018

    Mensaje del Papa Francisco para Jornada Mundial de las Misiones


    “Junto a los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos”

    Queridos jóvenes, deseo reflexionar con vosotros sobre la misión que Jesús nos ha confiado. Dirigiéndome a vosotros lo hago también a todos los cristianos que viven en la Iglesia la aventura de su existencia como hijos de Dios. Lo que me impulsa a hablar a todos, dialogando con vosotros, es la certeza de que la fe cristiana permanece siempre joven cuando se abre a la misión que Cristo nos confía. «La misión refuerza la fe», escribía san Juan Pablo II (Carta enc. Redemptoris missio, 2), un Papa que tanto amaba a los jóvenes y que se dedicó mucho a ellos.
    El Sínodo que celebraremos en Roma el próximo mes de octubre, mes misionero, nos ofrece la oportunidad de comprender mejor, a la luz de la fe, lo que el Señor Jesús os quiere decir a los jóvenes y, a través de vosotros, a las comunidades cristianas.

    La vida es una misión
    Cada hombre y mujer es una misión, y esta es la razón por la que se encuentra viviendo en la tierra. Ser atraídos y ser enviados son los dos movimientos que nuestro corazón, sobre todo cuando es joven en edad, siente como fuerzas interiores del amor que prometen un futuro e impulsan hacia adelante nuestra existencia. Nadie mejor que los jóvenes percibe cómo la vida sorprende y atrae. Vivir con alegría la propia responsabilidad ante el mundo es un gran desafío. Conozco bien las luces y sombras del ser joven, y, si pienso en mi juventud y en mi familia, recuerdo lo intensa que era la esperanza en un futuro mejor. El hecho de que estemos en este mundo sin una previa decisión nuestra, nos hace intuir que hay una iniciativa que nos precede y nos llama a la existencia. Cada uno de nosotros está llamado a reflexionar sobre esta realidad: «Yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 273).

    Os anunciamos a Jesucristo
    La Iglesia, anunciando lo que ha recibido gratuitamente (cf. Mt 10,8; Hch 3,6), comparte con vosotros, jóvenes, el camino y la verdad que conducen al sentido de la existencia en esta tierra. Jesucristo, muerto y resucitado por nosotros, se ofrece a nuestra libertad y la mueve a buscar, descubrir y anunciar este sentido pleno y verdadero. Queridos jóvenes, no tengáis miedo de Cristo y de su Iglesia. En ellos se encuentra el tesoro que llena de alegría la vida. Os lo digo por experiencia: gracias a la fe he encontrado el fundamento de mis anhelos y la fuerza para realizarlos. He visto mucho sufrimiento, mucha pobreza, desfigurar el rostro de tantos hermanos y hermanas. Sin embargo, para quien está con Jesús, el mal es un estímulo para amar cada vez más. Por amor al Evangelio, muchos hombres y mujeres, y muchos jóvenes, se han entregado generosamente a sí mismos, a veces hasta el martirio, al servicio de los hermanos. De la cruz de Jesús aprendemos la lógica divina del ofrecimiento de nosotros mismos (cf. 1 Co 1,17-25), como anuncio del Evangelio para la vida del mundo (cf. Jn 3,16). Estar inflamados por el amor de Cristo consume a quien arde y hace crecer, ilumina y vivifica a quien se ama (cf. 2 Co 5,14). Siguiendo el ejemplo de los santos, que nos descubren los amplios horizontes de Dios, os invito a preguntaros en todo momento: «¿Qué haría Cristo en mi lugar?».

    Transmitir la fe hasta los confines de la tierra
    También vosotros, jóvenes, por el Bautismo sois miembros vivos de la Iglesia, y juntos tenemos la misión de llevar a todos el Evangelio. Vosotros estáis abriéndoos a la vida. Crecer en la gracia de la fe, que se nos transmite en los sacramentos de la Iglesia, nos sumerge en una corriente de multitud de generaciones de testigos, donde la sabiduría del que tiene experiencia se convierte en testimonio y aliento para quien se abre al futuro. Y la novedad de los jóvenes se convierte, a su vez, en apoyo y esperanza para quien está cerca de la meta de su camino. En la convivencia entre los hombres de distintas edades, la misión de la Iglesia construye puentes inter-generacionales, en los cuales la fe en Dios y el amor al prójimo constituyen factores de unión profunda.

    Esta transmisión de la fe, corazón de la misión de la Iglesia, se realiza por el “contagio” del amor, en el que la alegría y el entusiasmo expresan el descubrimiento del sentido y la plenitud de la vida. La propagación de la fe por atracción exige corazones abiertos, dilatados por el amor. No se puede poner límites al amor: fuerte como la muerte es el amor (cf. Ct 8,6). Y esa expansión crea el encuentro, el testimonio, el anuncio; produce la participación en la caridad con todos los que están alejados de la fe y se muestran ante ella indiferentes, a veces opuestos y contrarios. Ambientes humanos, culturales y religiosos todavía ajenos al Evangelio de Jesús y a la presencia sacramental de la Iglesia representan las extremas periferias, “los confines de la tierra”, hacia donde sus discípulos misioneros son enviados, desde la Pascua de Jesús, con la certeza de tener siempre con ellos a su Señor (cf. Mt 28,20; Hch 1,8). En esto consiste lo que llamamos missio ad gentes. La periferia más desolada de la humanidad necesitada de Cristo es la indiferencia hacia la fe o incluso el odio contra la plenitud divina de la vida. Cualquier pobreza material y espiritual, cualquier discriminación de hermanos y hermanas es siempre consecuencia del rechazo a Dios y a su amor.

    Los confines de la tierra, queridos jóvenes, son para vosotros hoy muy relativos y siempre fácilmente “navegables”. El mundo digital, las redes sociales que nos invaden y traspasan, difuminan fronteras, borran límites y distancias, reducen las diferencias. Parece todo al alcance de la mano, todo tan cercano e inmediato. Sin embargo, sin el don comprometido de nuestras vidas, podremos tener miles de contactos pero no estaremos nunca inmersos en una verdadera comunión de vida. La misión hasta los confines de la tierra exige el don de sí en la vocación que nos ha dado quien nos ha puesto en esta tierra (cf. Lc9,23-25). Me atrevería a decir que, para un joven que quiere seguir a Cristo, lo esencial es la búsqueda y la adhesión a la propia vocación.

    Testimoniar el amor
    Agradezco a todas las realidades eclesiales que os permiten encontrar personalmente a Cristo vivo en su Iglesia: las parroquias, asociaciones, movimientos, las comunidades religiosas, las distintas expresiones de servicio misionero. Muchos jóvenes encuentran en el voluntariado misionero una forma para servir a los “más pequeños” (cf. Mt 25,40), promoviendo la dignidad humana y testimoniando la alegría de amar y de ser cristianos. Estas experiencias eclesiales hacen que la formación de cada uno no sea solo una preparación para el propio éxito profesional, sino el desarrollo y el cuidado de un don del Señor para servir mejor a los demás. Estas formas loables de servicio misionero temporal son un comienzo fecundo y, en el discernimiento vocacional, pueden ayudaros a decidir el don total de vosotros mismos como misioneros.

    Las Obras Misionales Pontificias nacieron de corazones jóvenes, con la finalidad de animar el anuncio del Evangelio a todas las gentes, contribuyendo al crecimiento cultural y humano de tanta gente sedienta de Verdad. La oración y la ayuda material, que generosamente son dadas y distribuidas por las OMP, sirven a la Santa Sede para procurar que quienes las reciben para su propia necesidad puedan, a su vez, ser capaces de dar testimonio en su entorno. Nadie es tan pobre que no pueda dar lo que tiene, y antes incluso lo que es. Me gusta repetir la exhortación que dirigí a los jóvenes chilenos: «Nunca pienses que no tienes nada que aportar o que no le haces falta a nadie: Le haces falta a mucha gente y esto piénsalo. Cada uno de vosotros piénselo en su corazón: Yo le hago falta a mucha gente» (Encuentro con los jóvenes, Santuario de Maipú, 17 de enero de 2018).

    Queridos jóvenes: el próximo octubre misionero, en el que se desarrollará el Sínodo que está dedicado a vosotros, será una nueva oportunidad para hacernos discípulos misioneros, cada vez más apasionados por Jesús y su misión, hasta los confines de la tierra. A María, Reina de los Apóstoles, a los santos Francisco Javier y Teresa del Niño Jesús, al beato Pablo Manna, les pido que intercedan por todos nosotros y nos acompañen siempre.

    Francisco
    Vaticano, 20 de mayo de 2018,
    Solemnidad de Pentecostés

    29 de agosto de 2018

    Materiales Domund 2018

    Invitamos a las comunidades parroquiales y colegios a trabajar y reflexionar el mensaje del DOMUND 2018, durante todo el mes de octubre. 

    Materiales Domund

    Para ello ponemos a su disposición los siguientes materiales, donde encontrarán  piezas didácticas, ilustrativas, informativas…que ayudan a entender y difundir mejor el mensaje del DOMUND y también a rezar por las Misiones.






















    DOMUND 2018

    El próximo 21 de octubre se celebra el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND) bajo el lema "Cambia el mundo".



    El Domund es una Jornada universal que se celebra cada año en todo el mundo, el penúltimo domingo de octubre, para apoyar a los misioneros en su labor evangelizadora, desarrollada entre los más pobres. 
    Domund 2018

    Lema

    “Cambia el mundo”. En nuestro mundo podemos ver fácilmente cambios superficiales, que dejan las cosas como estaban, y otros que son “a peor”, porque derivan de acciones injustas y que atentan contra la dignidad del ser humano. Eso, si no suponemos, desde la indiferencia, que las cosas no pueden ser más que como son.

    Frente a esto, los misioneros nos muestran que es posible un cambio “a mejor”, profundo y real. Ellos pueden ser para todos, y en especial para los jóvenes, un referente de compromiso y esperanza; sus vidas constituyen la prueba palpable de que un corazón en el que ha entrado Dios, con toda su novedad y creatividad, puede cambiar el mundo.

    Cartel

    - El cubo. Este conocido rompecabezas sugiere muy bien las posibilidades de transformación del mundo.  Pero además nos recuerda ese poliedro del que habla el Papa Francisco (EG 234-237): "El todo es más que la parte, y también es más que la mera suma de ellas... El modelo no es la esfera, que no es superior a las partes, donde cada punto es equidistante del centro y no hay diferencias entre unos y otros. El modelo es el poliedro, que refleja la confluencia de todas las parcialidades que en él conservan su originalidad... Es la conjunción de los pueblos que, en el orden universal, conservan su propia peculiaridad... El Evangelio no termina de ser Buena Noticia hasta que no es anunciado a todos, hasta que no fecunda y sana todas las dimensiones del hombre, y hasta que no integra a todos los valores en la mesa del Reino."

    - Las imágenes de los cuadrados. Diferentes flashes de la realidad misionera nos ayudan a comprender el valor transformador de la misión de la Iglesia "hasta el confín de la tierra" y la necesidad de participar más activamente en ella.

    - Las manos. El cambio, sí, nace en nuestro corazón; a partir de ahí, apoyándonos en Dios, está en nuestras manos.

    Los objetivos de esta Jornada son:

    - Celebrar la Jornada Mundial de las Misiones como una gran ocasión para alimentar y expresar el sentido universal y misionero de nuestro ser cristiano.

    - Promover el permanente compromiso de toda la Iglesia en la actividad misionera, para que el anuncio del Evangelio llegue a aquellos ámbitos donde aún no es conocido.

    - Invitar especialmente a los jóvenes a ser protagonistas en el cambio del mundo, siguiendo el ejemplo de entrega y caridad de los misioneros.

    - Apoyar la labor evangelizadora y humanitaria de los misionero entre los más empobrecidos, mediante la ayuda económica, la oración y el ofrecimiento espiritual.

    28 de junio de 2018

    ¡Hagamos lío! EDJ 2018

    Cerca de 400 jóvenes participarán este fin de semana en el Encuentro Diocesano de Jóvenes, que se celebrará en el municipio de Tías, Lanzarote.


    El lema escogido por el Secretariado Diocesano de Pastoral con Jóvenes ha sido "¡Hagamos lío!" la invitación que el Papa Francisco hizo, durante la Jornada Mundial de la Juventud de 2013, a los jóvenes: "Quiero lío, quiero lío en las Diócesis... Hagan lío,  un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios a quien conocí es mi fortaleza. Ese es, debe ser, el lío que hagan”.

    Durante este fin de semana se le invitará a los todos los jóvenes a hacer lío y a ser misioneros. Como seguidores y discípulos de Jesús tienen que hacer lío y,  salir a compartir esta experiencia y alegría.

    Allí estaremos una representación del equipo de la Delegación Diocesana de Misiones, siguiendo la recomendación y el mensaje del Papa Francisco para el próximo DOMUND "Junto a los jóvenes, llevemos el evangelio a todos".  Durante todo el sábado estaremos realizando animación misionera, por la mañana los jóvenes experimentarán lo que significa ser misioneros a través del testimonio de María José  Báez, que compartirá su experiencia de verano en Mozambique.  Y por la tarde, en un ambiente más relajado y lúdico,  los jóvenes confeccionarán unos  llaveros misioneros.




    12 de junio de 2018

    I Encuentro de Misioneros Canarios

    El sábado 9 de junio tuvo lugar, en la Casa de la Iglesia,  el primer encuentro con los misioneros que han regresado a la Diócesis definitivamente y con los misioneros que se encuentran aquí por vacaciones.



    Contamos con la presencia de José Suárez Florido, Ramón García, Manuel Acosta que son sacerdotes diocesanos y pertenecen al Instituto Español de Misiones Extranjeras (I.E.M.E). Quienes han dedicado gran parte de sus vidas a la misión ad gentes en varios países de América Latina como Guatemala, Nicaragua, Colombia, Perú y Cuba.
    Ellos mismos reconocen que han sido los problemas de salud, los que les han obligado a regresar a nuestra Diócesis, si no seguirían ejerciendo su vocación misionera en los territorios de misión.

    Además contamos con la presencia de Pepa Jiménez, una laica misionera, que estuvo 11 años en Paraguay junto a las Siervas de Jesús Sacramentado y con los Jesuitas. Y también con Sor María del Carmen Sarmiento, misionera salesiana, que  ejerce su labor misionera en Paraguay, pero en estos momentos se encuentra en la Diócesis descansando y visitando a sus familiares.


    Ha sido un encuentro donde hemos tenido la oportunidad de conocerles, de compartir experiencias y de ver cómo se podría mejorar la relación de la Delegación Diocesana de Misiones con los misioneros y viceversa.

    6 de junio de 2018

    La interculturalidad es una riqueza

    "La interculturalidad es una riqueza" es lema del campo de trabajo que se celebrará del 9 al 15 de julio, en el sur de Tenerife. Para jóvenes de 17 a 20 años que quieren descubrir la riqueza de la multiculturalidad y derribar sus barreras.




    Ir al encuentro del otro es una ocasión para crecer en humanidad. Nuestro mundo es cada vez más intercultural y no es fácil encontrar espacios que nos enseñen a abrirnos para enriquecernos de la diversidad cultural, religiosa y lingüística.  Por ello, el objetivo, de este campo de trabajo, es que los jóvenes tengan la oportunidad de descubrir la riqueza de la multiculturalidad y que sean capaces de derribar las barreras, para vivir relaciones fraternas en el encuentro con el que es diferente.

    Si tienes entre 17 y 20 años, el deseo de convivir con el otro, de conocer otras culturas,  si tienes la disponibilidad de acoger actitudes misioneras de apertura al otro,. Así como, el espíritu de reflexión, oración e intercambio. Y te atreverás a  poner en práctica, en la vida cristiana, todo lo que aprendas en este campo para crear puentes y no barreras.  ¡Ya puedes inscribirte para vivir esta experiencia!.

    Para más información descarga el siguiente tríptico. 






    28 de mayo de 2018

    Vídeo mensaje del Papa Francisco sobre OMP

    Hoy comienza la Asamblea General de Obras Misionales Pontificias (OMP) en Roma. Los directores nacionales de esta institución en los cinco continentes se dan cita hasta el sábado 2 de junio para tratar temas comunes, estudiar las peticiones de ayuda recibidas en todo el mundo, y aprobar la distribución de los fondos. Con motivo de la inauguración de la Asamblea, el Papa Francisco ha hecho público un vídeo mensaje en el que explica la esencia de OMP.

    "Con este breve mensaje quisiera presentaros una realidad importante para la misión de la Iglesia, pero poco conocida: Las Obras Misionales Pontificias". Así comienza el vídeo mensaje que el Santo Padre ha hecho público hoy, con motivo del inicio de la Asamblea General de las Obras Misionales Pontificias, que reúne en Roma a los directores nacionales de más de 120 países del mundo.
    El Papa ha agradecido a las OMP su trabajo, y ha defendido que este sigue siendo vigente. "¿Por qué son importantes las Obras Misionales Pontificias? Son importantes, sobre todo, porque debemos orar por los misioneros y las misioneras", explica. "Además, estas Obras garantizan, en nombre del Papa, una distribución equitativa de las ayudas, de manera que todas las iglesias del mundo tengan un mínimo de asistencia para la evangelización, para los sacramentos, para los propios sacerdotes, los seminarios, para el trabajo pastoral, para los catequistas". El Papa termina el vídeo mensaje animando a seguir colaborando con OMP para que el Evangelio llegue a todo el mundo.
    El Papa hace público este vídeo mensaje el mismo día en el que comienza en Roma la Asamblea General, que es el máximo instrumento de comunión de todas las OMP del mundo. Son unas jornadas que reúnen anualmente a los directores nacionales de OMP llegados de todos los continentes, y a los presidentes de las cuatro Obras Misionales, en la máxima expresión de colegialidad. Representando a España, ha viajado José María Calderón, subdirector nacional de OMP.
    La Asamblea consta de dos partes: por un lado, en los dos primeros días tendrán lugar unas Jornadas Pastorales, este año con el tema "Con los jóvenes, proclamamos el Evangelio a todos". Comenzarán con las palabras de bienvenida del cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, y contará con la ponencia del nuevo presidente internacional de las OMP, Giampiero Dal Toso, quien intervendrá por primera vez desde que fuera nombrado en noviembre del año pasado. En estas Jornadas Pastorales se reflexionará acerca del tema central, de cara al próximo Sínodo de los Obispos; y se darán a conocer las mejores prácticas que se hacen en diferentes OMP del mundo, para que las demás puedan inspirarse.
    Y por otro lado, se celebrarán los días de Asamblea propiamente dicha, en la que cada Obra Pontificia informará a los directores nacionales acerca de qué solicitudes de ayuda han recibido, cuánto dinero se ha recaudado en el mundo para el Fondo Universal de Solidaridad de cada Obra, y se discutirá sobre la distribución equitativa de las ayudas, para sostener el trabajo evangelizador de la Iglesia en los Territorios de Misión. Siempre con la mirada puesta en el Mes Misionero Extraordinario, convocado por el Papa Francisco para octubre de 2019.
    El viernes 1 de junio, los directores nacionales serán recibidos en audiencia por el Papa Francisco, quien ha querido adelantarse con este vídeo mensaje, para explicar qué son las OMP y cuál es su servicio inestimable para la Iglesia. 
    Mensaje completo del Papa:
    "Queridos hermanos y hermanas; con este breve mensaje quiero presentaros una realidad importante para la misión de la Iglesia, pero poco conocida: las Obras Misionales Pontificias.
    Desde los primeros tiempos, el sostenimiento mutuo entre las Iglesias locales, comprometidas en anunciar y testimoniar el Evangelio, ha sido un signo de la Iglesia universal. De hecho, la misión, animada por el Espíritu del Señor Resucitado, amplía los espacios de la fe y de la caridad hasta los extremos confines de la tierra.
    En el siglo XIX, el anuncio de Cristo recibió un nuevo impulso con la fundación de las Obras Misionales, con el propósito específico de orar y actuar de modo concreto para sostener la evangelización en los nuevos territorios. Estas Obras fueron reconocidas como Pontificias por el Papa Pío XI, quien, de esta forma, quería subrayar cómo la misión de la Iglesia hacia todos los pueblos está muy en el corazón del Sucesor de Pedro. ¡Y así sigue siendo! Las Obras Misionales Pontificias continúan hoy en día este importante servicio que comenzó hace casi 200 años. Están presentes en 120 países con directores nacionales, coordinados por secretarías internacionales de la Santa Sede.
    ¿Por qué son importantes las Obras Misionales Pontificias? Son importantes, sobre todo, porque debemos orar por los misioneros y las misioneras, por la acción evangelizadora de la Iglesia. La oración es la primera 'obra misional' - ¡la primera! - que todo cristiano puede y debe hacer, y es también la más eficaz, aunque esto no se pueda medir. De hecho, el principal agente de la evangelización es el Espíritu Santo, y nosotros estamos llamados a colaborar con Él. Además, estas Obras garantizan, en nombre del Papa, una distribución equitativa de las ayudas, de manera que todas las iglesias del mundo tengan un mínimo de asistencia para la evangelización, para los sacramentos, para los propios sacerdotes, los seminarios, para el trabajo pastoral, para los catequistas. Sostenimiento a los misioneros que evangelizan, y sostenimiento, sobre todo, con la oración, para que el Espíritu Santo esté presente. Es Él quien lleva adelante la evangelización.
    Por eso, animo a todos a colaborar en nuestra común tarea de anunciar el Evangelio y sostener a las jóvenes Iglesias gracias a la labor de estas Obras Misionales. Haciendo así, en todos los pueblos, la Iglesia sigue abriéndose a todos y proclamando con alegría la Buena Noticia de Jesucristo, Salvador del mundo.
    ¡Gracias a todos de corazón!".

    25 de mayo de 2018

    Proyecto Memoria de Casa África

    Proyecto Memoria, una iniciativa de Casa África que pretende ser un homenaje a todos los que convirtieron África en el centro de sus vidas.


    Muchos españoles han vivido la mayor parte de su vida en, por y para África. Dada la avanzada edad de muchos de ellos, el recuerdo, la memoria de sus vivencias podría perderse. Por eso nace el Proyecto Memoria, con la única intención de recoger y salvaguardar sus experiencias, sus aportaciones, sus triunfos y fracasos personales y profesionales, ofreciendo una ventana histórica y documental que nos permita conocer cómo era África hace medio siglo, algo que puede ayudarnos a comprender su situación actual.
    El Proyecto Memoria es un tributo multimedia a todas esas personas. Un proyecto vivo que pretende seguir creciendo después de varios años, muchas entrevistas, horas de grabación y escaneado de fotografías. Ahora ve la luz a través de una web en la que se recogen las entrevistas en profundidad realizadas a cada uno de los protagonistas cuyo contenido es fácilmente accesible a través de un índice temático. Cada vídeo se acompaña de una galería de fotos históricas del protagonista y de contenido relacionado que permite contextualizar y conocer con detalle los aspectos más relevantes de su tiempo en el continente, como noticias, fichas de los países, mapas, etc.
    Dentro de los protagonistas, se encuentra Bernarda García, misionera salesiana, nacida en Las Palmas de G.C., que ha pasado más de la mitad de su vida en el continente africano. Once años en Togo, doce en Mali, once en Costa de Marfil y que actualmente se encuentra en Burkina Faso. 


    Conoce a todos los protagonistas de este proyecto en http://www.proyectomemoria.es/es
     
    Copyright © 2018 Misiones Canarias
    DELEGACIÓN DIOCESANA DE MISIONES Y O.M.P | DIÓCESIS DE CANARIAS